De reelecciones, ranas y ollas

De reelecciones, ranas y ollas

De reelecciones, ranas y ollas

La provincia de Río Negro está como el viejo refrán del “sapo en la olla que no siente que el agua va hirviendo”, estamos colapsando de abajo hacia arriba, desde los sectores más vulnerables, invisibles y escondidos de la provincia hasta tocar a absolutamente todos y cada uno de los rionegrinos y rionegrinas. Esto es gracias a las políticas de desprotección, abandono y pérdidas de derechos que aplica adrede el gobierno nacional y que siguen los gobernadores responsables del colapso y socios del poder mercantil, como es el caso de Alberto Weretilneck.

 

Pero gracias a muchas estrategias de prensa, marketing y distracciones mediáticas, jurídicas y también sociales, es que se genera el efecto de anestesia – tal como explica el refrán del sapo en la olla, que al estar siempre metido en el mismo lugar, no se da cuenta que el fuego comienza a hervir el agua, cuando al fin se da cuenta que se quema, es tarde y ya no puede escaparse de la olla.

 

Quienes colaboran con esas distracciones, anestesia y demás estrategias, no hacen más que ocultar – a propósito – el desastre que se acerca para todas y todos los ciudadanos. Para quién lo quiera ver, para quién se toma el trabajo de ser sincero con la realidad, está claro que ninguna de las políticas adoptadas por el gobierno nacional desde Dic 2015 hasta la fecha, son a favor de la felicidad y prosperidad de los argentinos. Esas distracciones, esa estrategia de anestesia, incluso esta generación del decir colectivo que “son todos iguales, y la política no sirve” tiene una finalidad…

 

El gobierno neoliberal y entreguista de Mauricio Macri necesita que el pueblo pierda poder, que se quede sin referentes, que se quede sin ánimos de lucha, que pierda todos los derechos y que se arrodille al fin ante la flexibilidad laboral por un sueldo mísero otorgado por empresas extranjeras, para eso también es necesario destruir el trabajo genuino, local y sobre todo al pequeño comerciante o independientes, que tiene espíritu emprendedor y se la banca solo… Una vez destruido todo eso, lo que logran este tipo de “des” gobiernos, es poner a toda la ciudadanía en estado de “supervivencia”, cosa totalmente conveniente para robarse todos los recursos. Esa situación en la que un padre de familia se vuelve esclavo con tal de llevar comida la mesa, o una madre abandona toda su vida para resolver todo lo que el Estado ya no le brinda a sus hijos: salud, educación, seguridad, etc, le es absolutamente necesaria para organizar la Gran Estafa de los CEO´s.

 

Por todo esto y mucho más, es que la provincia de Rio Negro necesita de manera urgente despertar. Es un despertar complejo, porque nos han metido en una olla que empieza a hervir, nos han estado desinformando sistemáticamente, han buscado temas que sigan dividiendo a la sociedad, no quieren que nos encontremos, no quieren que sintamos unión alguna… no quieren que seamos PUEBLO. Pero cuando el agua queme, si no somos un pueblo unido, no lograremos salir…

Por eso es indispensable que Río Negro sea gobernada por alguien con convicciones comunitarias y que con la garra necesaria para jugársela por la gente, y por eso Martín Soria es la opción.

 

Mario Sabbatella 14 de febrero 2019

Viedma Río Negro, legislador provincial

Prensa Sabbatella

Responder

Cerrar